miércoles, 14 de septiembre de 2016

Asamblea Continental del Servicio Paz y Justicia

Hoy 13 de septiembre comenzó en Santiago de Chile la Asamblea Continental del Servicio de Paz y Justicia latinoamericano (SERPAJ- AL) con representantes de 9 países de América Latina y la presencia de su presidente Honorario, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.


 El Servicio Paz y Justicia en América Latina es una organización latinoamericana como parte del movimiento social por la paz, los derechos humanos y la Noviolencia activa; con más de 40 años de trayectoria, cuya acción se inspira en el Evangelio, en las tradiciones religiosas de nuestro continente y en principios humanistas. Su finalidad es procurar desarrollar, desde los pobres y oprimidos, procesos de liberación de las actuales dominaciones que sojuzgan la dignidad de nuestros pueblos, y participar activamente en la construcción de una sociedad más justa y humana, superando las dominaciones, desde y con los /as violentados /as, empobrecidos /as y excluidos /as de América Latina. .

Para la concreción de su finalidad, el SERPAJ – AL desarrolla programas de educación para la paz, concientización, organización popular y defensa de los derechos humanos como derechos de las personas y de los pueblos y formación de los dirigentes de bases populares.

El aporte de SERPAJ – AL se traduce en una teoría y en una práctica de la Acción No Violenta. Entendemos a la No Violencia Activa como un rechazo definitivo a la indiferencia social, al fatalismo religioso y al conformismo político. A su vez, es un estilo de vida, un método de lucha que usa la fuerza propia de los oprimidos, que es su unión y su organización.

Durante dos días los representantes de los distintos secretariados nacionales (Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá y Paraguay) reflexionaran sobre los compromisos asumidos en la última asamblea en el año 2011, las perspectivas y seguimientos junto a los pueblos y los sectores más vulnerados.

 En esta oportunidad la Asamblea discutirá y analizará la situación actual del continente y de cada uno de los países. Situación de más problemática con una sucesión de golpes blandos en algunos países; un importante retroceso en el respeto por los DDHH; una marcada instalación de los distintos tipos de violencias; la presencia de intereses económicos y políticos que buscan crean dependencia; entre otros tantos a tratar, los desafíos son múltiples pero sin lugar a dudas estas jornadas de trabajo plantearan nuevos compromisos y acciones a seguir acompañando a los pueblos de América Latina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario